Redacción Zumby Sexo

Inducir la abstinencia en vez de Educación Sexual, un fracaso millonario

Millones a la basura.

380
Comparte
Foto: Pixabay

Ocultar y callar es una buena manera de mentir, pero inútil cuando se trata de la sexualidad humana, es por ello que la enseñanza de la abstinencia como único método de sexualidad en las escuelas de varios estados de los Estados Unidos ha demostrado ser un grave fracaso.

Instaurada en 1982, el sistema de “educación sexual” (si así se le puede llamar) conocido como “solo abstinencia”, le ha costado a ese país más de dos billones de dólares y cerca de 1.4 billones tratando de expandirla a nivel internacional.

El sistema que insistía una y otra vez que solo la abstinencia era útil para prevenir la entonces creciente pandemia del VIH y por supuesto los embarazos juveniles no deseados, simplemente nació muerta, y aunque aún hoy se sigue impartiendo, sería lo más cercano a un somby.

Foto: Pixabay

Ya en 2006 el profesor John Santelli de la Columbia University lideró un estudio sobre el sistema educativo conocido como “Abstinencia Solo Hasta el Matrimonio” o en inglés “abstinence-only-until-marriage (AOUM)”, mismo que se convirtió en obligatorio en varios estados y que recibió fuertes fondos de la administración Bush y que jamás demostró ser eficiente para impedir o al menos disminuir los contagios de ETS o bien, los embarazos no deseados.

Durante la administración Obama, Santelli recibió luz verde para ir más a fondo y entonces publicó en el Journal of Adolescent Health una actualización que aseguraba que “El peso de evidencia científica demuestra que estos programas no ayudan a la gente a retrasar su iniciación en la vida sexual. Aunque la abstinencia es en teoría efectiva, en la práctica, la intención de abstenerse de tener actividad sexual suele fallar… Estos programas simplemente no preparan a los jóvenes para que eviten embarazos no deseados ni la el contagio de enfermedades de transmisión sexual”.

Más allá, una investigación del Congreso de los Estados Unidos mostró que para 2002, el 64 por ciento de las escuelas de Estados Unidos enseñaban cómo prevenir el VIH, pero para 2014 esta cifra bajó 41 por ciento, sin que esto fuera una consecuencia de las mejoras en los tratamientos en contra de los peligros de este virus.

Foto: Pixabay

En 1995 más del 80 por ciento de los estudiantes estadounidenses aprendían sobre métodos de control natal aparte de la abstinencia, sin embargo, entre 2011 y 2013 este número cayó al 60 por ciento de estudiantes mujeres y 55 por ciento de hombres.

Las leyes estatales son muy claras: “Cuando se enseña la educación sexual, 37 estados exigen que la abstinencia sea enseñada, 26 requieran que se haga hincapié en la abstinencia, 11 que la abstinencia sólo sea cubierta, mientras que 19 requieren enseñar que la actividad sexual sólo debe ocurrir en el matrimonio”.

Por cierto, este tipo de enseñanza como supuesta Educación Sexual, también es hostil con las relaciones no heterosexuales: “Ocho estados requieren información negativa sobre la orientación sexual o bien, no permiten informar sobre la orientación sexual”.

Comparte