Automovilismo Redacción Zumby

El gran homenaje a Michael Schumacher en el GP de Bélgica

La F1 recuerda a su máximo triunfador.

330
Comparte
Foto: Instagram / michaelschumacher

El Gran Premio de Bélgica de Fórmula Uno que se vivió este fin de semana vio como el británico Lewis Hamilton igualó el récord de 68 poles instaurado en 2006 por el siete veces campeón mundial de la categoría Michael Schumacher justo en la competencia que celebraba los 25 años de su primer triunfo.

Michael Schumacher debutó en el Gran Premio de Bélgica de 1991, el 25 de agosto al calificar un mediocre Jordan en séptimo sitio, aunque debió abandonar la carrera, pero en 1992, el 30 de agosto, volvió a bordo de un Benetton para lograr el primero de los 91 triunfos que a la postre conseguiría.

Así, la Fórmula Uno decidió que era buen momento para homenajear al ex piloto del que se sabe poco tras las complicaciones de salud que éste tiene a raíz de un accidente mientras practicaba esquí.

El homenaje corrió a cargo de su hijo, el joven Mick Schumacher, quien condujo el Benetton Ford B 194-5 que su padre usara en la temporada 1994 para lograr el primero de sus siete campeonatos mundiales.

Así, con un casco mitad con su pintura normal y mitad con los colores de su padre, Mick recorrió los poco más de siete kilómetros de Spa Francorchamps, la pista favorita del mayor de los Schumacher que además en 2004, a bordo de un Ferrari, aseguró en esta misma pista el último de sus campeonatos mundiales.

Como era evidente, la emoción se hizo presente mientras el joven piloto que actualmente compite en la Fórmula 3, “son muchas las emociones. Es fantástico haber podido conducir el coche”, dijo Mick.

Mientras que Ross Brawn, director deportivo de la Fórmula 1, quien fuera director técnico de Benetton, Ferrari y Mercedes, además de ser amigo de Schumacher, expresó que “no puedes venir a Spa y no pensar en Michael. Era la pista de Michael”.

Comparte