México Política

Delfina Gómez, candidata al gobierno del Estado de México, se autopagó cientos de miles de pesos ilegalmente

131
Comparte
Foto: Facebook, DelfinaGomezAlvarez

La candidata de MORENA a la gubernatura del Estado de México, Delfina Gómez, enarbola la bandera de la austeridad y transparencia, sin embargo todo se queda en el discurso, pues se han descubierto presuntos actos de corrupción, tan graves como los que critica en otros políticos.

Un artículo de El Economista reveló que cuando fue alcaldesa del municipio de Texcoco, la maestra desvió recursos para su beneficio personal por más de 440,000 pesos por concepto de liquidación y bono.

El trabajo del diario especializado en finanzas documentó la presunta malversación de fondos con documentos oficiales.

“Una solicitud de información vía transparencia al Órgano Superior de Fiscalización del Estado de México, sobre información contable del ayuntamiento de Texcoco en el periodo 2013-2015, revela que el 16 de enero del 2015 la entonces presidenta municipal se autopagó 217,279.15 pesos brutos como ‘gratificación extraordinaria’ y poco más de dos meses después, el 31 de marzo, se autorizó 220,191.43 brutos como ‘finiquito laboral’. Ambos pagos suman 437,470.58 pesos”, señala El Economista.

“Los documentos muestran que la propia Delfina Gómez, en su calidad de presidenta municipal, autoriza con su firma los cheques y las pólizas mediante los cuales recibió -entre ambos pagos- 300,000 pesos netos, provenientes de las arcas municipales, lo cual, de acuerdo con el artículo 42 de la Ley de Responsabilidades de los Servidores públicos, es ilegal”, agrega.

La ley vigente señala que en caso de encontrarse culpable y por ser un daño patrimonial superior a los 437,000 pesos, la abanderada de izquierda podría alcanzar una pena de hasta 12 años de prisión.

Como reporta SDP Noticias, Gómez negó las acusaciones y se limitó a decir que fue un “pago legal”.

Para el presidente del Partido Acción Nacional, Ricardo Anaya, Gómez es solo un “títere” de Higinio Martínez y Andrés Manuel López Obrador, al más puro estilo del infame “Juanito” que llegó a gobernar la delegación Iztapalapa hace unos años, solo para entregar el poder por indicaciones de López Obrador.

Comparte