Estilo de Vida Redacción Zumby

¿Qué hacer cuando una amistad llega a su final?

231
Comparte
Foto: Pixabay

Hay gente que sufre por amor, otros lo hacen por sus amigos. De hecho, la amistad es una relación fundamental para los seres humanos, convirtiéndose en una de las interacciones más importantes durante toda su vida.



Lo más interesante de la amistad es que la hay de distintos tipos, y todas ellos tienen un nivel de profundidad y de relación completamente distinto. Están los amigos que nos acompañan a las fiestas, lo de trabajo o los que son tan cercanos como un miembro de nuestra familia consanguínea.



Particularmente, cuando los amigos llegan a estar presentes en nuestra vida durante muchos años se convierten en seres muy especiales. Sin embargo, así como el amor, una amistad puede llegar a su final y es ahí donde las cosas llegan a tornarse realmente difíciles.



Ya sea por la falta de interés, cambio de planes o simplemente porque los interese ya no empatan, una amistad puede terminarse. En el peor de los casos, puede haber traiciones o mentiras de por medio. En estos casos lo más importante es terminar con relaciones toxicas de tajo y tratar de continuar nuestro camino sin su influencia.



Pero, si no fue así hay que entender que sólo fue el transcurso de la vida. Las personas cambian y las amistades se conservan por diversos factores que no puede predecirse si durará o no para siempre. Si algún día te encuentras en esta difícil situación lo mejor es darle vuelta a la página. Agradece el tiempo que pasaste con ese amigo y desearle suerte en su nuevo camino.



La amistad nunca debe ser forzada y ante todo es incondicional. Es decir, todo lo que des debe ser porque realmente te preocupa esa persona y no por esperar algo a cambio. Si la recompensa llega ¡felicidades! pero si no evalúa si vale la pena mantener esa relación o es mejor comenzar a poner distancia.



Ver “morir” relaciones de este tipo puede ser muy triste, pero son experiencias excelentes para enseñarnos a practicar el desapego y comenzar a construir relaciones más sanas.

Comparte