Estilo de Vida Mujer Redacción Zumby Sexo

5 razones por las que es peligroso fingir un orgasmo

809
Comparte
orgasmo fingir mujer
Foto: Pixabay

El orgasmo sigue siendo una de las mayores preocupaciones de hombres y mujeres al momento de tener relaciones sexuales al punto de llegar a la idealización.

Esto lleva a una práctica que en apariencia puede parecer efectiva pero que a la larga es negativa: fingir el orgasmo. Al fingirlo, lo que estamos haciendo es minimizando su importancia y automatizando el acto sexual.

Las relaciones sexuales (sean que un pareja formal o casual) son una forma de placer en donde la intimidad y la conexión juegan un gran papel, y el orgasmo fingido los aniquila. Nadie debería estar teniendo sexo por obligación. Por eso te dejamos cinco razones por las cuales debemos dejar de fingir orgasmos.

1. Aumenta la inseguridad


Varias preguntas pueden surgir cuando no llegamos al orgasmo: ¿lo estamos haciendo bien? ¿no soy suficientemente atractiva/o para mi pareja? ¿no seré bueno en esto? seré frígida/impotente? Al recurrir al fingimiento del orgasmo reforzamos estas ideas negativas en lugar de comenzar a analizar las razones reales por las que no alcanzamos el orgasmo. La inseguridad es la peor enemiga del placer sexual y es mejor combatirla a tiempo.

2. Deshonestidad contigo misma y tu pareja


Fingir un orgasmo es engañar al otro y a ti mismo, dos elementos que arruinan toda relación. Aunque al principio puede ser un poco difícil, pero intentan mantener en comunicación con tu pareja. Hablen sobre lo que les gusta o que no, e intenten probar cosas nuevas, antes de caer en algo tan nocivo como fingir un orgasmo.

3. Desensibilización del placer sexual


Si te ves en la necesidad de fingir un orgasmo le estás dando prioridad al otro en lugar de que sea algo equitativo. Además, se reduce la actividad sexual a algo meramente mecánico, cuando se trata de una experiencia que va allá de tener un orgasmo o no.

4. Perder la “experiencia” completa


A esto es a lo que nos referimos en el punto anterior. Solemos pensar que un orgasmo sólo se alcanza a través de la penetración cuando también las caricias, los besos y el jugueteo son esenciales. Pero, al concentrarnos obsesivamente en una sola cosa, perdemos la perspectiva de toda la experiencia.

5. No conocer el orgasmo


Porque en lugar de buscar otras alternativas para intentarlo, conocer nuestro cuerpo y el de nuestra pareja, estamos perdiendo el tiempo en llenar las expectativas de lo que debe ser un orgasmo. Cada cuerpo es distinto y experimenta el sexo de distintas maneras, nunca lo olvides.

Comparte